José Merce mammy blue

Loading...

martes, 10 de marzo de 2009

PALOS DE CIEGO


"En estos tiempos de tanta confusión y peligro,nuestro Gobierno ni ve, ni oye ni entiende. Lo preside una persona que esconde su falta de conocimientos con invocaciones a una ideología anticlerical y populista que parecíamos haber superado, que disimula errores y tergiversaciones con glaucas exhibiciones de sinceridad y que se perpetúa en el poder jugando con los buenos sentimientos de unos votantes que sobre todo buscan que se les socorra en la adversidad."

...A su lado, como un globo medio deshinchado, flota un vicepresidente económico que dice envidiar a los ex ministros y cuya jaculatoria es que el Gobierno ya ha hecho todo lo posible para atajar la crisis: le falta hasta la energía necesaria para emitir la voz...

...Quizá sea muy difícil una reforma política de nuestros reinos de taifas...

...No tengo fe en el Gobierno socialista. ¿Despertará la Oposición?

RECOMENDACIÓN:

Artículo: Palos de ciego
Autor: Pedro Schawartz
Libertad Digital

TURKANA

viernes, 6 de marzo de 2009

EMBRION A LAS 22 SEMANAS o el crimen encubierto...


...de los socialistas en España. Zapatero, la triste figura, el pensamiento débil y la cohorte en pleno de arrumbados cerebros, han propuesto y llevarán a cabo un genocidio del que, una vez más, habrán de responder las futuras generaciones ya que éstas están imbuidas en la más embotada idiocia que vieran los siglos.

¿Cómo no sentir el dolor de ver absorver, triturar, licuar y centrifugar el niño de la fotografía?
¿Cómo permanecer impasibles ante la evacuación al cubo de la basura, al desagüe o a los estantes de cosméticos de la nariz, de los ojitos, los labios, la boca, la lengua, deditos y cuerpecito del niño de la fotografía?

¿Cómo no condolerse ante el infinito fraude y estafa perpetrada a las mujeres hasta hacerlas artífices del propio crimen?

Si vosotras, mujeres, tenéis por vuestra condición mayor sensibilidad para apreciar las flores, si estáis dotadas de una sutileza que os hace portadoras de vida, si vuestro tacto se extiende más allá de vuestros dedos, si vuestra piel y vuestra voz denotan un simpatía con el mundo superior a cualquier otro ser del universo humano, si vosotras, mujeres,que sentís en vuestro cuerpo las voces de la vida, si vosotras guardáis silencio, ¿quién alzará la voz por los niños muertos? ¿Quién pondrá en sus labios las palabras que jamás pudieron pronunciar?

No sirven legislaciones comparadas de los campos de exterminio ni eximen de la responsabilidad propia los delitos de los demás. Ni las inercias de los movimientos colectivos, ni sirven ni atenúan nuestra coautoría, nuestra complicidad cobarde, la ignorancia vencible, más vencible hoy día que nunca antes, nada sirve para aminorar el terrible crimen de la matanza de nuestra especie.

¿Qué sucedería si, como se hace en los países árabes con los ahorcados públicos, se abortara en público, en el ágora pública de estas sociedades democráticas de pacotilla, ante los llamados ciudadanos, para que no quedara dudas, para que nadie pudiera decir que no vio, pudiera seguir diciendo que no creyó que fuera tanto y que consintió por ignorancia. Como se dijo en Alemania con el exterminio nazi, como se dijo ante las matanzas de la Inquisición y la cremación de mujeres por brujería.

Sabed, mujeres, que os engañan los hombres. Y que han engañado a vuestro género con el señuelo de la libertad confudiendoos con vuesstra liberación, con la propiedad de vuestra dignidad y con el derecho de vuestro cuerpo. Mentira. En los olficios de la quema de mujeres por la Inquisición sabed que los obispos violaban a las mujeres condenadas por brujas antes de quemarlas para introducirles el Espíritu Santo. La misma Iglesia que hoy defiende la vida y está contra el aborto. Sed libres y liberaos de las Iglesias, y de los políticos de izquierdas que todos en bloque están a favor del aborto libre y en minoría de edad y, encima, os adoctrinan para que no tengáis que abortar...

¿Quién daría el derecho a sus padres para que le hubiese abortado?

¿Habéis visitado las clínicas-matadero de la parte alta de Barcelona o de cualquier gran ciudad?

En las clínicas matadero hay dos grifos: por uno salen los niños licuados y por otro los billetes que atezan las pieles de los matarifes vestidos de blanco.

Desde luego no deben existir los dioses si permiten tanta bestialidad humana de niños comidos por las moscas y fetos machacados...

TURKANA

jueves, 5 de marzo de 2009

PENSAMIENTOS OTOÑALES


En la montaña de Yen-Shih las doradas hojas del otoño
caen y yo voy a la torre de nuestra casa
para pensar en ti.

En el cielo se abren
las azules nubes de las aguas
y de las llanuras fronterizas
llega el primer aliento del invierno.

Ahora los hombres de las tribus
están en el desierto rehaciendo sus fuerzas
y los mensajeros de Han ya han regresado
de Yu-men Huan.

Pero no hay noticia alguna del retorno de mi marido
y siento cómo mi corazón se quiebra
mientras veo marchitarse las orquídeas.

Li Po

TURKANA

domingo, 1 de marzo de 2009

DIARIO DE UNA NINFÓMANA


Momentos de una ternura infinita, como el de los besitos a un joven tetrapléjico en el casi único punto sensible de su cuerpo, hacen que se te vuelque el corazón.


"He sido una mujer promiscua, sí. Porque pretendía, en definitiva, utilizar el sexo como medio para encontrar lo que todo el mundo busca: el reconocimiento, placer, autoestima y, en definitiva, amor y cariño. ¿Qué hay de patológico en eso?"

Nada, Valérie Tasso. Nada hay de patológico en eso. Al contrario, es justamente esa descripción final de tu libro la causa del reconocimiento de las personas desde que nacen hasta que mueren. Claro, que no sólo. Existen otras causas de la acción humana que lindan con lo que todo el mundo busca, y son tan importantes, excluyentes y, además, tan poco patológicas como eso que dices y digo.

El conocimiento y la propia individualidad. Ambos inextricablemente unidos. Sea el conocimiento científico, metódico, sea el conocimiento sensible, apasionado por vivir, sentir y entender nuestra propia vida. Abrir una brecha de consciencia en el telón de nuestro pensamiento por reconocernos a nosotros mismos en esta vida misteriosa.

Los lugares comunes, el ensimismamiento habitual que nos envuelve, el ir resbalándonos por la superficie de los objetos, sintiendo, apenas, las texturas de ellos es en lo que consumimos gran parte de nuestra preciosa vida. Y, ¡qué difícil nos resulta salir de esas texturas dadas, salirnos de esa vida venida! ¡Qué de intentos por descubrir en el aroma a leña, a bosque tras la lluvia de abril, a lengua de hombre, a piel y arremetidas, qué de intentos por descubrir y descubrirnos en todo eso a nosotros mismos!

Descubrirnos para reconocernos y, a la vez, para que nos reconozcan. Quizá no podemos reconocernos sin que nos reconozcan. ¿Buscabas eso, Valérie? Tiene que haber una explicación para eso. ¿Es necesaria? Tan necesaria como saber de la fuente que emana el río. ¿El saber de la fuente cambia algo, acaso? ¿El sentir sobre la piel las punzadas frías del agua en la montaña, acaso cambia algo? ¿Sentir el peso abrupto de tu cuerpo en la desarticulación de tus pies desnudos buscando apoyo en los lisos guijarros de la corriente, cambia eso algo acaso , Valérie?

Saber y no saber, explicarse y preguntarse los porqués es la vida fluida, como los ríos que sabemos de dónde vienen e intuimos en el mar que acaban. En esa dilución magmática y fluida del océano. Somos tan pequeños, Valérie, como pequeña has sido siempre tú. Pero, Valérie ¿hiciste tanto camino, tantos pies lamidos por el agua entre guijarros para que en el curso medio de tu vida devengas, al fin "más impermeable a lo que me rodea"? . La permeabilidad es la esencia de la vida.

A veces nos parece más dichosa la piedra, fría y dura, porque esa no siente; y nos parece dichoso el árbol porque es, apenas, sensitivo. Si me permites parafrasear a Rubén Darío. Pero la vida,la carne de la que recubrimos los átomos de la dura roca es permeabilidad. La vida frente a la piedra es un baile imprevisto de electrones. Al final tuviste miedo Valérie y has querido, quizá no has querido, volver al lugar común, a esa otra casa, íntima y segura para vivir una vida "más ligera de llevar, sutil, suave al tacto", tan alejada esta casa tuya de ahora de la otra en que viviste "un lugar donde la vulnerabilidad y la fragilidad de los seres humanos están siempre a la orden del día".

"Por fin había descubierto el camino a seguir...el de ser yo misma."

En realidad, Diario de una ninfómana, es el camino contrario. Valérie Tasso descubre por fin el camino a seguir...dejar de ser ella misma.

TURKANA