José Merce mammy blue

Loading...

jueves, 6 de noviembre de 2008

CRISIS


Crisis suena a rotura de cristales, a esquirlas de vidrios clavadas en la piel de los consumidores. Las crisis son cíclicas, incluso suelen ser ciclópeas y, todas, son económicas. En nuestra sociedad no existen otras crisis que las de la Economía y sus flujos y reflujos financieros. Es cierto que se habla de muchas crisis: de valores, de la educación, de la autoridad paterna, de la familia y hasta de las civilizaciones, pasando, cómo no, por la crisis de la Democracia. Pero estas últimas crisis no tienen la corporeidad ni la prestancia contundente y demoledora de las crisis económicas. Cada crisis económica asola y atonta media generación en países ricos, que en los en vías de riqueza, se entiende -como si la riqueza fuera un objetivo per sé-, en estos asóla la generación entera. La ventaja de los pobres,que en rigor son los más, y pobres hay también entre los ricos y aun entre los muy ricos, en estos otros la ventaja es que ya nada asola nada pues nada hay que asolar. Alguna ventaja habían de tener los pobres.

Estamos en crisis, hasta el Presidente de ese ex-país llamado Ex-paña, Zapatero para los que no escuchan las noticias ni votan, que de todo hay en la viña del dios Consumo, lo ha reconocido. Bien está que reconozca lo reconocible, para eso le votan los que quieren oír que les digan lo que les dice, tan investido Señor de mayestática cercanía al Pueblo. Claro que no se sabe bien a qué pueblo o pueblos o cantones de esta enfrentada, cruel y atontada Ex-paña. Ex-pañados estamos todos los que moramos en este petulante rincón de Europa llamado Iberia, la querida Confederación ideo-intelectual de Saramago que como todos los grandes escritores es, sin embargo, hipermétrope político. ¡ Hábrase visto cosa igual: proponer una confederación de federaciones confederadas autonómicas, forales y vascas ! Es imposible entender tal galimatías fuera de la muy bien traída siglos ha por el ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha en su razón de la sinrazón que a tan alta razón alcanza... Miseria intelectual, no la de Saramago, por cierto, sino la de los sujetos objetos de su deseo.

Estamos en crisis y es curioso que las ganancias astronómicas de hace unos meses de todos los bancos, incluidos los micro-bancos, banquetas y banquistas, sean hoy pérdidas hecatómbicas a las que ese Presidente emplasta asesorado por la caterva de cerebritos economicistas. Estamos en crisis y todos se lo creen. Durará dos años...o tres. Y todos se lo creen. Es una crisis financiera, no de la Economía Productiva, y, todos, se lo creen. La estupidez no puede ser mayor: la economía financiera no tiene existencia fuera de la economía productiva a no ser que hablemos de especulación. Y uno se pregunta: un Gobierno puede permitirse una crisis de la especulación? Seguramente sí. A la vista está. Y todos se lo creen. Ni un solo analista económico disiente fuera de los dos polos en los que es posible disentir, porque el que se mueve no sale en la foto o, desde luego, no es candidato al Premio Nobel, ni mucho menos a Ministro o Secretario de Estado para la Economía. De modo que nadie se mueve fuera de los dos colores de partidos políticos. Y todos se lo creen. Incluso se creen que hay en realidad dos colores: rojo y azul. Pero no, solo hay un color: blanco. El blanco estulto de los zarapastrosos mentales que gobiernan hoy el mundo.

Si todos no se lo creyeran, y no se creyeran todo, el primer efecto sería una inmensa sensación de alegría en forma de humor desternillante. Así cuando leyesen los eslóganes de los gobiernos de, por ejemplo Zapatero y adlátares, "Trabajamos por ti, ciudadano" , la respuesta sería una risa incontenible. O cuando la Señora esa de la Vega, dícese del terreno fértil, se dice vestida de mucama "nos importas tú, mujer...contra la violencia machista", la respuesta sería una conmiserable risa. Así pues, nada más fértil en chanzas ni que propenda más al humor que estos mayestáticos envestidos, si no de realeza, ¡ cualquiera la toca ! si de potestas política que tenemos encarnados en tan grandilocuentes nombres propios.

Pero bueno, el Poder transfigura y así estan todos, toditos, de transfigurados que hasta la color se les ha demudado en cerúlea mascarada de comparsas.
caricatura: Vizcarra


TURKANA

RAZA MARRÓN


Hay una raza marrón y arrugada,
hay una vida miserable y triste,
hay una vida sumida en el trabajo que mata.

Esta tarde he descendido desde mi guarida alta
en las cumbres nevadas y he bajado por la ladera
de la Gran Montaña. Primero, en la lejanía,
fue una voz ronca, de cansado acento que lloraba,
que reía, ¡ qué sé yo qué decía aquella voz perdida
en el camino que reptante se acercaba a la aldea sumergida
en el Valle Hondo !

Ya volvía el trabajador de su trabajo, sus manos
prietas en la hazada sobre el hombro golpeando,
a cada paso, con su filo el cielo que herido sangraba
disperso por Horizonte. El trabajador se para en su camino
y bebe de la Fuente del Caminante un agua
que según leyenda del lugar fue Dios quien la puso
para con cada trago bendecir el sudor en Alianza
con Adán.

Y el Pueblo allá abajo perdido con la tierra
que burbujea terrones que son hogares.

El trabajador sigue Camino Abajo y el Pueblo sigue
y hundido, cada vez más, sigue hundiéndose el trabajador.
Fotografía: Daniel Pozo Blasco
TURKANA