José Merce mammy blue

Loading...

martes, 22 de mayo de 2012

PODER O NO PODER

Digamos al pueblo que el problema es económico. No puede pensar en absoluto que pudiera ser otro. Ni siquiera tiene que poder imaginar la posibilidad.

-Pero Majestad, el pueblo está confuso, vive en la confusión, nace con ella y hasta la muerte permanece en ese estado borroso que diluye la realidad y hace de los sueños la materia de su propia limitación.

-No sé, no sé, bufón. uhmmm...últimamente la masa vomitiva anda algo revuelta o ¿no has visto a esos subnormales del 15M?. Has visto sus caras, sus ojos de odio, su desprecio infinito por cualquier valor...¿los has visto?

-Sí, Majestad, los he visto.

-Tenemos que generar más paro, hambre, miseria, conflicto internacional, corrupción...claro que en la dosis prescritas. Sólo así podremos detener esos atisbos de inteligencia que parecen vislumbrarse en algunos.

-Se sosiegue, su Majestad, que no existen materias conductoras de esas ideas peligrosas.

-Te digo, bufón, que no estoy seguro. Sin embargo, tú pareces estar muy seguro. ¿qué me dices de los intelectuales?

-Pero Majestad, hace mucho tiempo que aprendimos a controlarlos. Sabemos a la perfección cómo desvirtuar sus mensajes. Además, hoy día ya nadie se inmola por las ideas, por la verdad, por la libertad y la justicia.

-Cuidado, bufón, con las palabras que usas, no vaya alguien a oirte y pensar que la verdad, la libertad y la justicia pudieran ser algo extraño, misterioso, mágico, desde luego, algo diferente a las auténticas verdad, libertad y justicia.

-Es imposible, su Majestad, no podrán pensar jamás eso, son mera materia de transmisión sexual. Nada más.

-Bien, bufón, entonces me voy a cazar elefantes. ¿Sabes, bufón, he descubierto un nuevo placer?

-Dígame, Majestad.

-Bien, la caza es mayor, el goce y el deleite, mejor, si se dispara a las elefantas embarazadas. Apuntando justo allí donde se desarrolla el paquidermo.

-Eso es crueldad en grado máximo, Majestad. No lo digo yo, fiel sirviente, claro. Digo lo que dirían los animalistas y algunos medios interesados, que los hay, Majestad.

-Justamente es lo que se pretende, bufón. Que no te enteras. Decir crueldad para no decir muerte. ¿O es que aún no lo sabés, bufoncito?. Que la cruedad tapa la muerte.

-¿Está seguro de eso, oh Rey? No vayamos a rizar el rizo del rizo.

-Mira, bufón, estos desgraciados se han creído todo. Unos están convencidos que, en ocasiones, la muerte es una liberación. Otros, creen que deben matar para la liberación. Otros están seguros que la crueldad es peor que la muerte. Les hemos hecho creer todo. Para eso tenemos a los políticos, a la Santa Madre Iglesia, a los jueces y la nutrida fauna de abogados. Por supuesto, tuvimos a Zapatero y hoy tenemos a Rajoy. Y al final de la cadena trófica tenemos a los Gorilas antidisturbios. Pero si, incluso, está segura la ciudadanía que estamos en una Democracia!

-Pero Majestad, de qué reino habla?  ¿Zapatero, Rajoy?

-Exacto, bufón, ahorá sí. Lo has entendido. Zapatero, Rajoy, yo mismo, el de la excelsa figura, sueños somos, sueños de la plebe.

-Oh, Rey! a veces sueño que sueño que despierta el populacho y según esa horda de ciudadanos abre sus ojos mi cuerpo se desvanece.

-jajajajajaja, bufón, me haces reír. Por eso eres mi bufón, por eso no te quiero cambiar. No hay problema, bufón, con que tú y yo nos desvanezcamos si despiertan esos hijos de la gran...!. Les hemos enseñado a fabricar otros reyes y otros bufones.

TURKANA